Ajusta tus Velas

By cubaconco / June 8, 2015

Ajusta tus Velas

“Para conseguir lo que quieres, tienes que merecer lo que quieres. El mundo no es un lugar tan loco como para recompensar a un montón de personas que no lo merecen.”

Charlie Munger

 

Existen muchos debates sobre el rol individual y el rol que juegan las circunstancias en el éxito de una persona. Cada uno tiene su lugar preponderante en instantes específicos. Pero siempre estará en el individuo el factor determinante; en la forma en que ajusta y orienta sus velas, más concretamente… su filosofía de éxito ante la vida.

Los diplomas, certificaciones, títulos, rangos… y todos sus similares, son solo la forma, una formalidad o envoltura en la que se contiene la verdadera esencia y como una semilla, se debe ser capaz de germinar y crear frutos acorde a lo que de esa forma nos define, de lo contrario pasaríamos a ser un cascarón seco y vano.

 

Merecer

 

No es suficiente con ser… hay que merecer.

Como seres humanos todos tenemos ciertos derechos inalienables… derecho a un agua limpia, derecho a alimentos sanos, derecho a un aire puro, derecho a la salud, derecho a la libertad de expresión, derecho a la libertad de pensamiento, derecho a vivir como hombre o mujer libres de opresión, derecho a la vida. Pero aspirar solo al reclamo de una vida de derechos, nos da derecho a una existencia básica e inercial.

Para vivir una vida sustancial, para tener acceso a los más valiosos frutos y expresiones del intelecto humano, para disfrutar las maravillas que el mundo ofrece… hay que merecerlo.

La inmensa mayoría vive y muere víctima de su propio proceder, deseando y esperando por que algo mejor suceda en sus vidas… un golpe de suerte o el toque mágico de la vara de la fortuna.

 

“La mayoría de los hombres vive vidas de desesperación silenciosa. Lo que es llamado resignación es desesperación confirmada. De la ciudad desesperada llegas a un país desesperado y tienes que consolarte con la valentía de los visones y las ratas almizcleras. Una desesperación estereotipada pero inconsciente es ocultada incluso en los llamados juegos y entretenimientos de la humanidad.”

Henry David Thoreau

 

Vivir muy a menudo se torna duro y doloroso, sobre todo cuando no se sabe con certeza cuál es el verdadero rol propio a jugar en el acto de la vida, y muchos buscan paliativos en actividades que enajenen o en sustancias que intoxican y generan momentáneos estados de placer.

Todos deseamos una vida de calidad suprema, pero pocos somos merecedores de obtenerla.

Solo aquellos que se merecen mucho obtienen mucho, y para merecer mucho es necesario un constante incremento del Factor de Valía.

Una pregunta debe estar perennemente en nuestra mente:

¿Cuán grande es mi Mérito en este instante, para lograr disfrutar la vida que deseo?

 

Percepción Consciente

 

Más que a causa de habilidades adquiridas por medio de entrenamientos formales en cualquier área técnica o profesional, el éxito es mayormente provocado por un conjunto de habilidades intangibles.

Alguien definió con mucho acierto que existen tres tipos de personas en este mundo:

  • Aquellos que observan lo que está pasando,
  • Aquellos que producen lo que está pasando,
  • Aquellos que se preguntan… ¿Qué está pasando?

Solo aquellos lo suficientemente perceptivos (conscientemente perceptivos) del estado real de las cosas en el momento presente por el que atraviesan, cuentan con la herramienta fundamental para generar cambios sustanciales en la realidad de sus vidas.

La Percepción Consciente es un factor sine-qua-non del éxito.

Otras cualidades o habilidades intangibles necesarias son el Coraje, el Enfoque, la Perseverancia, la Paciencia, la Intensidad, la Inteligencia Social… y todo aquello que, puesto de conjunto con las habilidades formalmente adquiridas, resulta en una ejecución virtuosa y anhelada por otros dispuestos a pagar por ella.

Para incrementar la Percepción Consciente, es necesario un incremento en el factor Curiosidad. Mira con la fascinación de los ojos de un niño que descubre el mundo a su alrededor.

 

Propósito

 

Se debe proceder primero que todo con un propósito, y estar mentalmente presente en la ejecución en curso (Enfoque) con cuestionamientos sucesivos hasta tal nivel de profundidad, que permitan llegar a la esencia  y crear imágenes cognitivas que asocien lo que ya es conocido con las nuevas ideas y conceptos a dominar.

Busca incansablemente todo lo que sea necesario adquirir y dominar en tu área de elección para ganarte la vida, de forma que te conviertas en alguien merecedor de mucho más. Debes estar siempre inmerso en un espiral ascendente de adquisición de habilidades y valores que incrementen tus méritos en ese entorno.

Realiza un cambio palpable desde ahora que te haga merecedor de más, a mediano y largo plazo. La buena vida que perdura, no se adquiere de la noche a la mañana… esta se logra paso a paso, viviendo cada día con intención y propósito. Acuéstate cada noche con un poco más de sabiduría conquistada, que te lleve un paso más adelante.

El mayor valor no está en las cosas materiales que adquieres a lo largo del camino hacia una vida más plena y digna de ser vivida. El mayor valor está en la persona en quien te conviertes durante ese empeño, y hasta que altura juegas tu papel en el mundo, durante ese instante de participación llamado vida.

Actúa a lo grande… vive a lo grande.

No te quejes por factores externos fuera de tu control, brinda el máximo que tu capacidad permita y no aceptes limites en tu crecimiento… improvisa y crécete.

 

Valor Propio

 

Añade un gran valor al mundo y el mundo te recompensará con creces… no olvides que el mundo es equitativo en el sentido de que aquel que merece más, obtiene más.

Una simple idea no te hará más rico… lograr aplicar una idea para diferenciarte y ubicarte al frente del resto sí.

Siempre estarás en competición con un solo adversario, el mayor y más tenaz… y ese eres tú.

Olvida el resto, pues la inmensa mayoría actúa acorde a reglas que les mantienen precisamente entre la mayoría.

Sé sincero contigo mismo por sobre todas las cosas, aprende a ser objetivo y veraz en tus valoraciones. Es preferible errar del lado de la autocrítica dura, que de una autovaloración complaciente. Puedes engañar a otros, pero nunca te engañes a ti mismo.

Conócete a ti mismo mejor que a nadie, tus fortalezas y debilidades, pues todos las tenemos, y esfuérzate por superarte cada día. Desarrolla constantemente tus virtudes, pues solo podemos construir algo grandioso en base a puntos fuertes, y supera tus deficiencias buscando aliados que las compensen… crécete al máximo siempre.

Cuando alcances el convencimiento de que puedes apostar por ti como el mejor exponente en un área bien específica, cualquiera que esta sea, sabrás que estas en la dirección y sentido correctos.

Y como la luz solo se aprecia mejor en contraste con la sombra, como lo femenino necesita del masculino, como el positivo adquiere su sentido cuando existe un negativo… no olvides encontrar siempre el equilibrio que magnifique tus acciones, restituya tus fuerzas y te mantenga humano.

 

Guías para actuar

 

  • Identifica como empezar a merecer más… define todas las cosas que puedes realizar ahora y las cosas que debes aprender para mejorar un paso más en lo que ya sabes.
  • En una escala de 1 a 10, siendo 10 el exponente más avanzado, evalúa tu nivel actual de Merecimiento y tu factor de Percepción Consciente.
  • ¿Serías capaz de apostar por ti mismo en algo…? y de no ser así, ¿Qué puedes hacer hoy para llegar a ser tu propio favorito?
About the author

cubaconco